Carteristas


Carteristas
  • Trabajan de a dos, uno distrae y el otro produce el hurto.
  • Operan en las colas de las terminales donde se agolpan los pasajeros. Amagan subir, pero antes de pagar, una vez cumplida su tarea, bajan.
  • Otras veces, viajan un trecho, hurtan y se bajan.
  • Uno señala donde la víctima lleva el dinero, mientras el otro con gran habilidad concreta el hurto.
  • Se aprovechan de carteras con cierres deficientes, y otras veces tajan la base.
  • A veces van acompañados por una o dos mujeres que ayudan, mediante la distracción, al escape del carterista.
  • Los carteristas actúan en todos los sitios donde se producen aglomeraciones de personas.
  • Tienen muy presente los días de cobro de los jubilados.
  • Si va de pié o sentado junto al pasillo, controle sus bolsillos, bolsos y carteras.
  • Si lo empujan, deje paso si cree que fue sin querer, si cree que fue con intención de hurto, reclame en voz alta para alertar a todo el pasaje. Es probable que el carterista de baje inmediatamente.
  • Cuando oiga que una persona le comente a otra, generalmente en voz  alta,  que se olvidó la billetera en su casa, evite el acto instintivo de palpase la suya, pues probablemente sean carteristas que quieren saber donde la tienen los que escuchan.
  • Para las mujeres, es importante no dejar la cartera apoyada a los costados del cuerpo, es preferible llevarla en bandolera y aferrada. Elija carteras con hebillas o tapas difíciles de abrir, los cierres son de fácil acceso.
  • Los adolescentes que usan mochilas en sus espaldas, no deben guardar dinero. Tal vez el uso mas correcto para viajar sería ubicarla hacia delante del cuerpo si llevan valores.
  • Las riñoneras son mas seguras, ya que se encuentran siempre volcadas hacia delante del cuerpo.
  • Evite viajar cerca de las puertas, pues es el lugar elegido por el carterista para realizar su tarea y largarse del vehículo sin dar tiempo a reaccionar.